¿Qué importancia tienen las proteinas para los perros?

Agosto 2016 | Consejos

Antes de explicaros la importancia de las proteinas para los perros, empezaremos por el inicio, explicando qué son las proteinas y donde las podemos encontrar.

La teoria: ¿qué son las proteinas?

Las proteinas son compuestos orgánicos formados por cadenas de aminoácidos. Solo algunos de los aminoácidos que forman las proteinas son esenciales, es decir, se tienen que incorporar a la dieta para que los órganos del cuerpo animal se desarrollen de forma sana.

Para poder entender la importancia de las proteinas, se tiene que saber que son componentes estructurales en órganos como los músculos o tendones, y la deficiencia de este compuesto afecta muy negativamente al desarrollo físico y mental de los perros.

¿Dónde se encuentran?

Podemos encontrar proteinas en una gran variedad de alimentos, muchos de origen animal, como pueden ser la carne, el pescado, los huevos, los lácteos, pero también las podemos encontrar en alimentos de origen vegetal como la soja, los garbanzos o las semillas de girasol.

Pero cuidado, ya que únicamente los productos de origen animal y la soja contienen todos los aminoácidos esenciales, por eso frecuentemente son nombrados "proteinas completas". Y son estas proteinas que contienen todos los aminoácidos las más valiosas para el organismo canino.


Desnaturalización de las proteinas

Ahora que ya tenemos claro qué son las proteinas y de donde las podemos extraer, hay que entender cómo los animales han de poder asimilar todos sus aminoácidos esenciales. Para hacerlo, el sistema digestivo procede a desnaturalizar las proteinas mediante enzimas, de tal forma que son fácilmente absorbibles por las células de los intestinos.

La desnaturalización es un proceso en el cual las proteinas pasan de un estado ordenado a desordenado, produciéndose cambios en sus propiedades físicas, químicas y biológicas. Es necesario remarcar que la estructura primaria de las proteinas no se ve afectada y, por tanto, los aminoácidos esenciales permanecen intactos.

Las proteinas pierden las estructuras de orden superior durante la desnaturalización.

Aparte del proceso digestivo, hay otros agentes físicos o químicos que consiguen una desnaturalización de las proteinas, como por ejemplo un tratamiento térmico suave (frío o calor). Desde el punto de vista nutricional para la alimentación de perros, la calor nos aporta una serie de puntos interesantes:

  • Se aumenta la digestibilidad por parte de las enzimas del sistema digestivo y se mejora el apetito.
  • Se desactivan proteinas tóxicas (toxinas bacterianas, toxinas vegetales...)
  • Desactivación de algunas antienzimas que producen compuestos tóxicos.

El hecho de someter los alimentos con contenido proteico a un tratamiento térmico suave nos aporta una serie de ventajas como la mejora de la asimilación de los aminoácidos por parte del sistema digestivo, el incremento de la seguridad alimentaria para la eliminación de algunos agentes biológicos como bacterias o virus, y la posibilidad de que los productos tengan una vida más larga, pudiendo ser guardados durante más tiempo.

Además, se ayuda al sistema digestivo a asimilar todos los aminoácidos esenciales que contienen las proteinas, ya que el tratamiento térmico realiza una función similar a la que hacen las enzimas del propio cuerpo.

Consejos relacionados

los-perros-y-el-frio
Los perros, como nosotros, también notan el frío del invierno. Te explicamos como detectar que nuestro perro tiene frío y que medidas tomar.
los-instintos-del-perro
Detallamos cuales son los instintos más importantes del perro y que necesidades básicas satisfacen
cambio-de-alimentacion-del-perro
Os explicamos paso a paso como realizar un cambio en la alimentación de vuestros perros vigilando al máximo su salud intestinal
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar