Primeros auxilios en un perro

Septiembre 2017 | Blog

Es una situación en la que nunca nos querríamos encontrar, pero como con todos los infortunios, hay que tener un mínimo de preparación para saber actuar en caso de un accidente o lesión de nuestra mascota o cualquier otro animal.

Primeros Auxilios

Los primeros auxilios consisten en prestar un tratamiento inmediato a los animales que estén sufriendo algún tipo de dolor con la finalidad de mantener el "paciente" en las mejores condiciones posibles hasta tener asistencia médica.

El primer paso a efectuar ante tal situación es la de asegurar nuestra seguridad y la del animal. Por ejemplo, en el caso de un atropello, es importante señalizar debidamente nuestro vehículo en un lugar seguro fuera de la calzada y acto seguido, si es posible, apartar al animal malherido hasta un sitio donde no haya peligro.

Una vez a salvo, debemos avisar inmediatamente a la autoridad de tráfico competente en esa zona o llamar al 112. Como en cualquier caso urgente, la información a transmitir debe ser precisa:

-    El paradero en el que nos encontramos
-    El nombre y la dirección del propietario y de la persona que realiza la comunicación, en caso de no ser el mismo
-    La importancia de las lesiones o heridas
-    Si somos capaces, detalles acerca de la raza y edad del paciente.




Transporte de un perro herido

Los métodos utilizados para el transporte del animal dependerán en gran medida de su tamaño y la gravedad de sus lesiones.

Siempre que sea posible, se deberá mantener la posición del animal lesionado, y se evitará alterarlo más de lo que probablemente ya esté.

Los perros pequeños pueden llevarse fácilmente a brazos, siendo muy cuidadosos con los movimientos de su columna vertebral. Si tenemos claro que se trata de algún tipo de lesión en la espina dorsal, se evitará todo movimiento a no ser que dispongamos del material necesario, como una camilla para el transporte de perros.

Hemorragias

El sangrado de cualquier parte del cuerpo puede ser causa de una lesión o de algunas enfermedades en que se ven afectados los vasos sanguíneos. Debe considerarse grave y actuar con la mayor celeridad.

A la espera de ayuda especializada, para detener la hemorragia pueden usarse varios métodos:

-    Torniquete: Este se suele utilizar cuando el sangrado es abundante y no hay otra solución, ya que generalmente derivará en daños en los tejidos. Puede usarse una cinta de goma fijada firmemente alrededor de la extremidad, unos centímetros por encima de la herida. Nunca se dejará colocada más de 15 minutos y se quitará lentamente, observando si la herida vuelve a sangrar.
-    Presión directa sobre la herida: Utilizando un pedazo de apósito y haciendo presión con los dedos sobre la herida se puede detener la hemorragia. Conviene lavarse las manos antes de practicar esta intervención.
-    Punto de presión: En algunas heridas es posible presionar la arteria contra el hueso y cortar así el sangrado. Este método se limita a 3 puntos:        
o    Arteria braquial: Detendrá la hemorragia por debajo del codo
o    Arteria femoral: Cortara la hemorragia debajo de la rodilla
o    Arteria coccígea: Cortara la hemorragia en la cola


Consejos relacionados

el-breton-espanol-y-el-boston-terrier

El breton español y el boston terrier son perros inteligentes y amables y son unas excelentes compañías. Vamos a conocer sus principales características

que-beneficios-aporta-el-aceite-de-salmon
El aceite de salmón es un complemento alimenticio de gran calidad para nuestros perros. Tiene multiples ventajas que te explicamos en este artículo.
primeros-auxilios-en-un-perro

Es una situación en la que nunca nos querríamos encontrar, pero como con todos los infortunios, hay que tener un mínimo de preparación para saber actuar en caso de un accidente o lesión de nuestra mascota o cualquier otro animal.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar