Mal aliento en perros: causas y soluciones contra el mal aliento o halitosis canina

Febrero 2021 | Blog

El mal aliento en los perros suele ser bastante común, sobre todo en los perros más mayores. Incluso es posible que te esté avisando de un problema de salud más complejo, o de una deficiente higiene dental. Para la seguridad de tu mejor amigo perruno, deberás vigilar si presenta otros síntomas, pero no siempre hay que alarmarse. Posiblemente, con un cambio de hábitos alimenticios comiences a notar buenos resultados.

Causas del mal aliento en los perros 


La halitosis canina, es decir, el mal aliento que puedes percibir en tu mejor amigo de cuatro patas, suele ser provocada por varios factores, y entre los más comunes se encuentran:

  • Una alimentación deficiente
  • Falta de ejercicio
  • Trastornos digestivos
  • Diabetes
  • Un aparato respiratorio comprometido

Existen diversos problemas de salud que afectan a tu mascota y que puedes notarlos a través de su mal aliento. En algunos casos, te será muy sencillo corregirlos, con tan solo poner a tu perro a jugar, evitándole así una vida demasiado sedentaria.

Para que te hagas una idea más detallada de las afecciones que puede sufrir tu perro, a continuación te mostramos las causas más comunes de la halitosis canina.

Una alimentación deficiente:

Esta es la causa más común, que puede corregirse con el cambio de pienso cuando este no es de la mejor calidad. Y es que no hay nada más saludable que una alimentación natural para perros. La extrema sequedad que muestran muchos piensos no solo repercute en la nutrición de tu mascota, sino que afecta a su salud bucodental, propiciando que muchos restos queden entre sus dientes y le produzcan, en primer lugar, la dolorosa y temida caries.

Como consecuencia de lo anterior, la acumulación del sarro, así como la aparición de enfermedades como la gingivitis, llevan consigo el problema de la halitosis.

La falta de ejercicio:

Como nos sucede a los seres humanos cuando llevamos una vida sedentaria, nuestros perros también pueden padecer los mismos problemas. Su organismo deja de funcionar correctamente y comienzan a sentir diversos padecimientos que afectan a sus riñones, su hígado y, por supuesto, a la circulación sanguínea, encargada de llevar el oxígeno a todos los órganos del cuerpo.

El inicio de un fallo en los riñones o el hígado puede exteriorizarse en la halitosis canina, siendo este último síntoma el menos importante, al estar implicados órganos vitales.

Trastornos digestivos:

Algunos trastornos digestivos resultan obvios, cuando en tu perro se dan vómitos y diarrea. En algunas razas este es un problema muy común y requiere de la atención veterinaria, pero, en otras ocasiones, puede producirse por una deficiencia nutricional que la dieta BARF puede corregir.

Diabetes:

La diabetes es una enfermedad común en ciertas razas de perro, aunque siempre es recomendable que vigiles la dieta de tu mejor amigo, evitándole demasiados premios azucarados.

Para comprobar la posibilidad de padecer esta enfermedad, ten en cuenta su mal aliento, pero con una característica diferente, que es el aroma afrutado que tienen las mascotas que inician con este problema.

Un aparato respiratorio comprometido:

El hecho de que el aparato respiratorio esté comprometido, como te indicamos aquí, no significa que tu mejor amigo presente una enfermedad grave. A veces, esto es producto de una sinusitis o rinitis que el veterinario puede tratar sin problemas.

Recuerda que, ante la sospecha de que tu perro tenga una dificultad de este tipo, debes llevarlo al especialista, para que haga las revisiones pertinentes.


¿Cómo solucionar el mal aliento de nuestra mascota?


El mal aliento de tu mascota puede solucionarse, siempre que sepas atender al resto de señales que te transmite. Pero, ¿por qué vas a esperar a que se dé esta circunstancia, si puedes comenzar a prevenirla desde ya mismo?

Es cierto que, ante determinadas enfermedades de una raza de perro, es muy difícil actuar, pero si le proporcionas una vida saludable, ten por seguro que evitarás la aparición temprana de las patologías que pueda sufrir.

Lo principal es mantener a tu mascota feliz. Esto significa que pueda jugar contigo todos los días, tenga espacio para correr, lleve un cuidado veterinario adecuado y periódico y, además, tenga una dieta adecuada. Aunque mejor será que veamos todo esto con detenimiento.

Una alimentación natural y saludable

Este es el pilar básico para mantener la buena salud de tu mejor amigo. Precisamente, con la comida natural Knatur ofrecemos a los peludos de la casa una alimentación basada en la dieta BARF, con ingredientes naturales y adaptados al equilibrio nutricional que requiere cada día tu mascota.

Mientras que algunos piensos, sobre todo los de menor calidad, pueden causar muchos de los problemas que presentan nuestros animales de compañía (al ser su ingrediente principal la harina procesada), en Knatur nos preocupamos de quitarla en nuestros productos, para que tus perros tengan la salud que se merecen y, ante todo, sean felices.

Jugar y el ejercicio físico

El ejercicio diario es imprescindible para el perro, independientemente de su tamaño. Es verdad que, mientras más grande, puede requerir más tiempo para ejercitarse y, por supuesto, un mayor terreno donde correr. Pero existen razas pequeñas que también exigen varias horas de juego al día.

No hay mejor conexión entre humanos y perros que la interacción en el juego. Además, a través de él consiguen eliminar el posible estrés que puede provocar vivir en un apartamento o en casa de pequeñas dimensiones, si se da el caso.

Combate la caries

Las caries canina es un problema que llega a ser muy doloroso en nuestros amigos. Como siempre, lo mejor es prevenir. Por eso, debes intentar dar a tu mascota alimentos como la manzana, o premios destinados a favorecer su limpieza bucodental.

También hay cepillos de dientes con los que puedes intentar limpiar la dentadura de tu perro. Para las mascotas existen pastas de dientes específicas y que hallarás fácilmente.

Visitas periódicas al veterinario

Tener su cartilla de vacunación al día o mantener revisiones periódicas hará que tu perro esté vigilado y se le pueda detectar cualquier enfermedad a tiempo.

De todas formas, ante cualquier sospecha de que tu hijo peludo pueda estar enfermo, no dudes en acudir al especialista y detallarle todas las dudas que tengas.


El mal aliento en los perros puede ser un problema que puedes corregir fácilmente dándoles una buena alimentación natural y siguiendo nuestros consejos. Por suerte, puedes encontrar los productos más saludables en Knatur. Cómprale la mejor calidad a tu mascota y no olvides llevarle al veterinario periódicamente.

Consejos relacionados

consejos-para-adoptar-un-perro-que-debes-de-tener-en-cuenta
Si estás pensando en adoptar un perro, sabrás que estos simpáticos animales son mucho más que una mascota. Se trata de amigos fieles y afectuosos a los que debemos cuidar y tratar como se merecen. Su bienestar es nuestra responsabilidad. Por todo ello y para que aciertes en tu elección, desde Knatur queremos darte algunos consejos para adoptar un perro
la-mejor-alimentacion-para-perros-segun-su-edad
¿Lleva tu perro una dieta adecuada a su edad? Lógicamente, sus necesidades alimenticias pueden cambiar conforme va creciendo: un cachorro no requerirá los mismos nutrientes que un adulto, por ejemplo. Teniendo en cuenta la importancia de la comida en cada una de sus etapas vitales, controlar la alimentación para perros según su edad es un punto básico que todo dueño debería conocer. 
comida-para-perros-con-estomago-sensible
¿Quieres saber cómo tratar a perros con el estómago sensible? Este problema no suele tener una causa grave, pero es verdad que puede ser muy molesto para el animal. Y las razones más comunes suelen ser que tu compañero peludo no digiera bien algún alimento que le estás dando. 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar