Ladridos de perros: qué quiere decir un perro con sus ladridos

Julio 2018 | Blog

Los ladridos de los perros constituyen un signo distintivo de estos animales. Pero, ¿sabes qué quieren decir cuándo ladran? Los perros expresan muchas cosas con su voz, desde emociones hasta advertencias. Es importante que sepas qué está queriendo comunicar tu perro.

Significado de los ladridos de perros

Tu perro no siempre ladra igual. Hay cambios según el momento, las circunstancias y su estado de ánimo. Estos son los tipos de ladridos más frecuentes:

Ladridos continuos y rápidos: tu mascota está alertando de que alguien desconocido entra en su territorio. Es uno de los ladridos territoriales, sirve de aviso y voz de alerta.

Ladridos continuos y lentos, lastimeros: el animal indica que está dispuesto a defenderse si se le obliga a hacerlo.

Ladridos agudos y breves: manifiestan miedo. Tu perro avisa de que algo le atemoriza y emite esa especie de gañido de tono bajo.

Ladrido ordenado: son ladridos que el perro aprende a lanzar a instancia de su dueño. En el adiestramiento, perros pastores o perros de rescate aprenden a emitir ladridos concretos para mejorar sus habilidades.

Ladrido breve y sonoro: es un saludo. El perro lanza esos ladridos cortos y altisonantes cuando te reconoce. Esa es su forma de saludarte y conviene que correspondas.

Ladridos largos y continuos: son más bien aullidos, como si gritara. El animal se queja por estar solo y reclama tu compañía. Pueden ser muy molestos.

Ladridos entrecortados: el perro expresa su necesidad de gastar energía y desahogarse. Para calmarlo, sería bueno que jugaras con él o lo sacaras a pasear.

Cómo hacer que un perro ladre menos

En muchas ocasiones, esos ladridos se convierten en algo molesto, tanto para ti como para tus vecinos. Si quieres saber cómo reducir los ladridos de tu perro aplica estos consejos, sencillos pero muy eficaces.

En primer lugar, debes mantener la calma. Si el perro aprecia tu nerviosismo, aumentará su excitación y ladrará más. Tus instrucciones deben ser firmes, pero sin agitación ni exceso de nervios.

Acostumbra a tu perro a órdenes físicas, no solo verbales. Un sonido concreto, una mirada, un movimiento de la mano pueden ser suficientes para lograr que se calme. Si insiste en ladrar, sé paciente y repite la orden hasta que se calme del todo.

Somete al perro a desafíos que canalicen su energía. Si tu perro tiene exceso de energía y fuerza necesita retos que le permitan reducirlas. Pueden ser desafíos físicos o también de inteligencia. Un perro con menos carga energética será más silencioso.


Con esta información ya sabes un poco más sobre tu perro y su original forma de comunicarse: sus ladridos. Ahora puedes disfrutar más de tu mascota y asegurarte de que su calidad de vida es mejor.

Consejos relacionados

consejos-para-adoptar-un-perro-que-debes-de-tener-en-cuenta
Si estás pensando en adoptar un perro, sabrás que estos simpáticos animales son mucho más que una mascota. Se trata de amigos fieles y afectuosos a los que debemos cuidar y tratar como se merecen. Su bienestar es nuestra responsabilidad. Por todo ello y para que aciertes en tu elección, desde Knatur queremos darte algunos consejos para adoptar un perro
la-mejor-alimentacion-para-perros-segun-su-edad
¿Lleva tu perro una dieta adecuada a su edad? Lógicamente, sus necesidades alimenticias pueden cambiar conforme va creciendo: un cachorro no requerirá los mismos nutrientes que un adulto, por ejemplo. Teniendo en cuenta la importancia de la comida en cada una de sus etapas vitales, controlar la alimentación para perros según su edad es un punto básico que todo dueño debería conocer. 
comida-para-perros-con-estomago-sensible
¿Quieres saber cómo tratar a perros con el estómago sensible? Este problema no suele tener una causa grave, pero es verdad que puede ser muy molesto para el animal. Y las razones más comunes suelen ser que tu compañero peludo no digiera bien algún alimento que le estás dando. 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar