La obesidad en los perros

Septiembre 2019 | Blog
OBESIDAD EN EL PERRO

La obesidad es un acúmulo excesivo de grasa corporal. Exceso de peso y exceso de grasa suelen ir acompañados, así que la mayoría de perros con sobrepeso tienen un exceso de grasa.

Según WSAVA (The World Small Animal Veterinary Association) entre el 20-40% de los perros de países industrializados presenta sobrepeso.

¿Qué causa la obesidad?

La principal causa de obesidad en el perro es la sobrealimentación, es decir, la ingesta de una cantidad superior de energía de la que se consume, unida a una falta de actividad física
No obstante, existen una serie de factores que pueden favorecer la aparición de ésta:

- Factores genéticos: existen algunas razas de perros que tienen una predisposición mayor al aumento de peso (labrador, cocker...).
- Factores ambientales: los que hacen que el animal lleve una vida sedentaria como son la falta de estímulos, realizar paseos cortos y espaciados en el tiempo...
- Factores psíquicos: aburrimiento, frustración... esto hace que el pasatiempo del perro sea el picoteo.
- Factores endocrinos: enfermedades como el hipotiroidismo, el síndrome de Cushing y las consecuencias de la castración (menor actividad, más apetito...)

¿Qué consecuencias puede tener la obesidad en mi perro?

El exceso de grasa impacta negativamente en la salud y la longevidad del perro. Los perros con sobrepeso ven incrementado el riesgo de desarrollar:

- Todo tipo de cánceres: existen células grasas que abundan más en animales obesos que fomentan la proliferación celular, también pueden tener efectos directos o indirectos sobre otros reguladores del crecimiento de tumores.
- Diabetes mellitus: la obesidad contribuye a la resistencia a la insulina.
- Osteoartritis. Debido a la compresión que ejercen los kilos extra sobre las articulaciones.
- Enfermedad cardíaca e hipertensión. El aumento de peso hace que al corazón le cueste más bombear la sangre para repartirla por todo el cuerpo y, por tanto, aumenta la presión arterial.
- Complicaciones en la anestesia: los perros obesos son menos tolerantes al calor.
- Aumento de los problemas respiratorios: la grasa acumulada en el abdomen presiona el diafragma y reduce la capacidad pulmonar.

¿Cómo sé si mi perro está obeso?

El primer paso para lidiar con un perro con sobrepeso u obeso es reconocer y saber que existe ese problema. Tu veterinario puede asesorarte en ello.

La palpación de las costillas no es solamente una medida importante para ayudarte a identificar si tu perro padece de sobrepeso, sino que es algo fácil de hacer en casa, tú mismo. Si colocas tu mano izquierda con la palma de la mano hacia abajo y con las yemas de los dedos derechos acaricias tus nudillos izquierdos, esa es la sensación que debes percibir al palpar las costillas de tu perro.

Tu veterinario te hará una estimación del peso ideal a conseguir pero es importante también que realice controles regulares para asegurar que la pérdida de peso se está realizando.

¿Cómo puedo ayudar a mi perro a perder peso?

Una vez que hayas identificado a tu perro como obeso o con sobrepeso, el siguiente paso es ajustar las comidas a la pérdida de peso, utilizando un producto nutricional específico y una dosis y frecuencia específicas. Existen productos nutricionales formulados científicamente para ayudar a conseguir una pérdida de peso segura y saludable. No es apropiado simplemente reducir la ingesta del alimento que esté comiendo porque esto podría provocar malnutrición con el tiempo.

Lo más apropiado e importante es utilizar un producto con una densidad calórica inferior pero que mantenga un equilibrio adecuado de nutrientes. Estos productos, además, favorecen la sensación de saciedad ya que suelen incorporar mayor cantidad de fibra dietética. Existe en el mercado una amplia gama de dietas específicas para la pérdida de peso. Los llamados piensos light aportan un 15% menos de calorías en comparación con los de mantenimiento. Pero si la pérdida de peso requiere reducciones energéticas mayores entonces deberemos escoger alimentos de prescripción específicamente formulados para el tratamiento de la obesidad y que permiten una reducción del 22% del aporte calórico. El veterinario puede ayudarte a determinar que producto es mejor para tu perro.

Una vez que se ha seleccionado el nuevo producto y la cantidad a administrar, es muy  importante ser persistente en cuanto a la frecuencia y la ración y resistirse a la tentación de administrar snacks inapropiados. Puedes darle zanahorias, manzana, judías verdes, tortas de arroz...).

Llegados a este punto y conseguido el peso ideal, entonces viene lo más difícil que no es otra cosa que mantener ese peso. Para ello aconsejo establecer una disciplina que deberán llevar a cabo todos los miembros de la familia, incluso en los períodos de vacaciones.

Consejos relacionados

la-obesidad-en-los-perros

La obesidad en los perros afecta a entre un 20 y un 40% de los perros. En este artículo te enseñamos como puedes ayudar a tu perro a perder peso.

nutricion-y-nutrientes-para-cachorros
Una correcta nutrición de los cachorros determina su crecimiento sano y fuerte. Te explicamos que aportan cada uno de los nutrientes presentes en su alimentación.
de-la-lactancia-a-los-alimentos-solidos

Durante los primeros meses de vida se marcaran las pautas de alimentación en los cachorros que les acompañaran a lo largo de su etapa adulta

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar