Cómo tratar y prevenir las pulgas en los perros

Noviembre 2021 | Blog
Las pulgas en los perros son una infestación muy frecuente, ya que se transmiten con mucha facilidad. Estos ectoparásitos son insectos sin alas, pero ejecutan saltos muy largos y, gracias a ello, alcanzan lugares alejados. Se alimentan de sangre, y al picar para extraerla, transmiten a las mascotas y a los humanos graves enfermedades, por lo que debes prestar mucha atención a este problema.




¿Por qué mi perro tiene pulgas?


Las pulgas pueden habitar en la tierra, o la grava, y en los intersticios de las viviendas, los muebles o las alfombras. Sus larvas son resistentes a muchos ambientes y permanecen en estas fases de su ciclo hasta percibir señales de que en la cercanía existe una fuente de alimento. Esto lo detectan por el calor, la humedad y el dióxido de carbono que desprenden los mamíferos al respirar.

Tu perro puede tener pulgas por varios motivos. Éstas están presentes en muchos lugares, y debes prevenir esta infestación y tratarla enseguida cuando la detectes. También vienen de otras mascotas y de los huevos, o las larvas, que se adhieren al pelo al descansar en un lugar contaminado.

Diagnóstico: ¿cómo saber si mi perro tiene pulgas?


Una vez que tu amigo se haya contagiado, la velocidad de reproducción de estos parásitos permitirá que colonicen todo su cuerpo en poco tiempo. Has de saber que una pulga hembra pone hasta 20 huevos al día, y las larvas serán adultas en 2 semanas. Por eso, es importante detectarlas cuanto antes y sospechar cuando veas estos síntomas: 

El rascado de tu mascota es un síntoma frecuente y molesto, debido al prurito que causan las picaduras o a la irritación de la piel. También se morderá o lamerá en los lugares donde siente molestias.
Las lesiones en la piel pueden evidenciarse cuando examines a tu perro: Es posible observar ronchas o bultos enrojecidos en los lugares de las picaduras, costras o lesiones de rascado y áreas sin pelo. La saliva de las pulgas también puede desencadenar una reacción alérgica, causando zonas amplias de irritación.
También puedes observar la presencia de heces de pulga, que son pequeñas partículas de color oscuro que aparecen en la piel o el pelo del perro.
Incluso puedes llegar a detectar insectos de color pardo oscuro y de 2 o 3 milímetros de longitud, que se desplazan con rapidez.

Como ves, antes de llevar a tu mascota al veterinario, puedes detectar la presencia de estos insectos. Si te haces la pregunta "¿mi perro tiene pulgas?", una buena idea es cepillarlo sobre un lienzo blanco para ver si se desprenden o aparecen heces. Al examinar la piel, es posible que se vean o, incluso, que salten, acción que confirma el diagnóstico. La base del pelo es un lugar preferido por las hembras para depositar los huevos, que se ven como grumos de partículas blanquecinas.

Tratamiento: cómo tratar las pulgas en los perros


Existen varios recursos que puedes utilizar para erradicar estos molestos y peligrosos parásitos. Ten en cuenta que también han colonizado tu vivienda y los muebles, por lo que ocuparte únicamente de la mascota es poco útil. ¿Cómo tratar las pulgas de mi perro? Sigue leyendo y encontrarás nuestros consejos.

Paso 1: Cómo tratar al perro


En el mercado hay varios tipos de productos indicados para eliminar estos parásitos del cuerpo de tu mascota. Contienen sustancias insecticidas o repelentes, muy eficaces, siempre que seas constante en el tratamiento. Algunos de los productos que pueden ayudarte a eliminar las pulgas en los perros, son los siguientes:

Collares: Son artículos que pueden enmascarar el olor de tu amigo para que las pulgas no lo detecten con facilidad. Ciertos tipos de collares pueden además repelerlas y matarlas. Sin embargo, es recomendable combinar este método con alguno de los siguientes.
Pastillas: Se trata de antiparasitarios que deben administrarse por recomendación del veterinario. Contienen un insecticida que se deposita en la piel y mata a las pulgas cuando pican. En poco tiempo, habrán desaparecido, aunque su uso debe prolongarse hasta lograr la eliminación de los huevos y las larvas.
Pipetas: Esta forma de administrar sustancias repelentes o insecticidas se realiza directamente sobre la piel del perro, esparciendo el líquido que traen las pipetas. Se absorbe y, de esta manera, está protegido también de las garrapatas, flebótomos y mosquitos.

Paso 2: Cómo desinfectar el entorno


Como te explicamos antes, no lograrás eliminar las pulgas sin desinfectar la casa. Para lograrlo, hay que aspirar muy bien los rincones y los muebles, sin olvidar los colchones, con la máxima potencia. Luego, es conveniente utilizar un limpiador de vapor para matar lo que pueda haber quedado en las tapicerías y las alfombras. Y es el momento de ocuparte también del lugar donde tu mascota descansa.

Las sábanas y edredones también deben ser desinfectados. Para ello, utiliza un ciclo de agua caliente en la lavadora. Luego, seca la ropa a la temperatura máxima.

Los remedios caseros, ¿son útiles?


Algunas sustancias pueden añadirse a un pulverizador para esparcirlas en los rincones, los muebles, los rodapiés y las alfombras. Puedes utilizar aceite de neem, de lavanda o bien vinagre de manzana. Son eficaces para eliminar las larvas y para repeler los insectos adultos, aunque lo mejor es combinar varios métodos.

Además, las emanaciones de las cortezas de cedro crean un ambiente inhóspito para estos parásitos. Puedes colocarlas detrás de los muebles y en los rincones. Y algunas plantas aromáticas, tales como la citronela, el tomillo y la hierbabuena también funcionan.

Prevención de las pulgas en perros


Ser muy escrupuloso con la limpieza del hogar es la mejor manera de evitar que estos insectos regresen. Las mismas medidas que son útiles para eliminarlos también sirven para la prevención de las pulgas.

Como dijimos anteriormente, hay que ser constante, pues en cualquier momento tu mascota puede volver a contaminarse. Entre los productos para tratar la infestación que ya mencionamos, es posible utilizar los collares y las pipetas periódicamente.

En conclusión, tu mascota es un amigo fiel y seguramente querrás que esté siempre lo más sano posible. La infestación con estos insectos, además de molesta, es muy peligrosa por las graves enfermedades que transmiten a los humanos y a los animales. Prevenirla, mantener la casa limpia y utilizar repelentes e insecticidas son algunas medidas que están a tu disposición para evitar las pulgas en los perros.

Consejos relacionados

como-tratar-y-prevenir-las-pulgas-en-los-perros
Las pulgas en los perros son una infestación muy frecuente, ya que se transmiten con mucha facilidad. Estos ectoparásitos son insectos sin alas, pero ejecutan saltos muy largos y, gracias a ello, alcanzan lugares alejados. Se alimentan de sangre, y al picar para extraerla, transmiten a las mascotas y a los humanos graves enfermedades, por lo que debes prestar mucha atención a este problema.
horarios-de-alimentacion-en-perros
Los horarios de alimentación en perros son un tema que preocupa, y mucho, a los que tenemos animales a nuestro cargo. Una correcta alimentación es fundamental para que tu amigo de cuatro patas tenga la energía física y mental que necesita, pero en ocasiones no es fácil ponerse de acuerdo sobre cuándo dar de comer a un perro.

Por este motivo, en este post analizaremos el mejor horario de comidas en perros según su edad y el tipo de alimento que le das. Así, tu amigo estará en plena forma y su organismo funcionando a pleno rendimiento.
que-debes-saber-sobre-la-leishmaniosis-canina
La leishmaniosis canina es una enfermedad de tipo infeccioso que puede afectar a nuestro perro. Dado que esta patología es causada por un parásito presente en algunos insectos, en el presente artículo aprovechamos que el 20 de agosto se celebra el Día Mundial del Mosquito para ofrecerte toda la información relacionada con su transmisión, incidencia geográfica, sintomatología, prevención y tratamiento. ¡Empezamos!
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar