Cambio de alimentación del perro

Octubre 2018 | Blog

Cambio de alimentación

Como cuidadores de nuestra mascota, está en nuestras manos elegir qué tipo de alimentación le queremos ofrecer. La variedad es amplia y podemos elegir entre piensos secos, alimentos húmedos o semi-húmedos, dieta BARF (dieta cruda biológicamente apropiada) o la comida preparada en casa. En general, nuestro perro se acostumbrará a la dieta que le proporcionamos con regularidad y adaptará su organismo para digerirla sin ningún problema.

Pero, ¿qué pasa si estamos dispuestos a realizar un cambio en la alimentación de nuestra mascota? Como ya hemos comentado en el artículo "Los beneficios de una alimentación natural" son muchas las ventajas que conlleva ofrecer a nuestro animal una dieta basada en ingredientes naturales, e igual que sucede con la alimentación para los humanos, cada vez hay más tendencia a optar por esta opción también para nuestro perro.

Para asegurar el éxito, el cambio de alimentación debería ser progresivo. Si no surgen inconvenientes, debería ser suficiente con 4 o 5 días aumentando paulatinamente la cantidad de alimento nuevo que ofrecemos en cada toma al animal, combinándolo en cada comida con el alimento habitual. A continuación se muestra una tabla orientativa:

Habrá que revisar las tablas de cantidad del nuevo alimento, ya que la cantidad (en gramos) que le tenemos que ofrecer sí que podría variar en función de cada tipo de alimento y el espacio de tiempo entre tomas también puede ser diferente.

Esta tabla es aplicable independientemente del tamaño y peso de nuestra mascota, y siempre que la nueva dieta esté hecha a base de carne, el estómago del animal estará preparado para digerirla. La digestión se hará más complicada cuanta más cantidad de cereal contenga el alimento.

¿Cómo podemos saber si hemos hecho el cambio correctamente?

El mayor signo de alarma de que algo no ha ido bien son los excrementos del animal, pero es importante saber que los primeros días después del cambio serán más líquidos de lo habitual. Hay que observar especialmente su textura, olor y color, así como la cantidad de las heces, ya que cualquier modificación en estos aspectos sostenido en el tiempo podría indicar una mala asimilación del alimento.

También habrá que asegurarse de que no se ha desarrollado ninguna intolerancia. Las intolerancias en los animales son difíciles de detectar y habrá que estar especialmente atentos al comportamiento digestivo del perro, posibles picores, aumento repentino de la caída del pelo, etc.

Como en cualquier cambio, habrá que ser pacientes y observadores, ya que muchos de los aspectos descritos anteriormente (como una modificación temporal de los excrementos) forman parte del proceso natural de adaptación al nuevo alimento y no son indicativos de ninguna alergia o intolerancia. Dar un margen de tiempo para la adaptación y aplicar el sentido común serán nuestros mejores aliados para realizar el cambio con éxito.

Consejos relacionados

cambio-de-alimentacion-del-perro
Os explicamos paso a paso como realizar un cambio en la alimentación de vuestros perros vigilando al máximo su salud intestinal
los-beneficios-de-una-alimentacion-natural
Es muy recomendable introducir la alimentación natural en la dieta del perro por los innumerables beneficios que aporta a la salud y bienestar del animal
ladridos-de-perros-que-quiere-decir-un-perro-con-sus-ladrid
Repasamos los principales tipos de ladridos de perros. Qué quieren decir nuestros animales con los diferentes tipo de ladridos que son capaces de emitir
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés. Aceptar